PILATES MÁQUINAS

El Pilates de Máquinas utiliza una máquina denominada Reformer, diseñada por Joseph Pilates.

Esta modalidad es muy recomendable si nunca antes has practicado pilates y sirve para tomar contacto con el método y después ir alternando los dos tipos de entrenamiento, suelo y máquina.

También es ideal en caso de sufrir una lesión, patología o necesitar rehabilitación. La máquina permite realizar un ejercicio menos exigente y adaptado a cualquier condición física.

 El reformer es una máquina que ofrece casi infinitas posibilidades, con la que podemos trabajar todas las partes del cuerpo. Además, nos permite trabajar por objetivos (fuerza, flexibilidad, mejorar lesiones y patologías…) según nuestras necesidades. si tienes ocasión, te recomendamos que pruebes alguna clase.

El método Pilates con reformer nos ofrece un trabajo del cuerpo con resistencias combinadas. Es decir, resistencia elástica (ejercicio con la resistencia de los muelles y las correas), resistencia de fricción (ejercicios en los que movemos el carro con los muelles), y también ejercicios donde trabajamos mediante la fuerza de la gravedad.

Los ejercicios de Pilates reformer nos ayudan a mejorar la postura, así como a mejorar problemas de la espalda, incluso a corregir problemas como la escoliosis.

La barra de torre, va ligada al Reformer y se utiliza en determinados ejercicios y se asegura a través de muelles con la parte inferior o la superior, para que el movimiento de rotación de la barra sea dificultado en una dirección u otra. Así cuando la barra se fija con la parte superior el movimiento encontrará resistencia cuando tratamos de moverlo hacia abajo y viceversa, lo que va a servir para fundamentar ciertos ejercicios del método.

Este es un método que busca el control corporal provocando un beneficio a nivel articular. Además de trabajar desde el interior, el método te ayuda a tener movilidad, flexibilidad, fuerza y alineación, ya que el ejercicio se concentra en el abdomen y en la columna vertebral.

Es un aparato muy similar a una silla, con dos barras laterales que sirven como sujeción a la hora de desarrollar sobre ella los ejercicios de Pilates, es el aparato ideal para iniciación en Pilates, trabajamos el control y el equilibrio, a la vez, fortalecemos piernas, glúteos, rodillas, cadera… y nuestra alineación.

Los ejercicios en la silla alta se realizan según un pedal que va enganchado a la estructura con dos muelles que se quitan o se ponen para aumentar o disminuir la resistencia del aparato, y unos apoyos laterales que nos permiten subirnos a ella. Podéis ver que resiste el movimiento justo en la manera adecuada, por lo que esos músculos profundos realmente tienen que trabajar en contra de él. Por ello se puede concentrar el movimiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×